1.Sobre el Título

La sala de cine, se llama Paradiso porque con este nombre representa lo que era para los habitantes del pueblo siciliano el cine, era el único pasatiempo que tenían y la única forma de entretenerse. Para muchas personas, como he dicho antes, aprendiendo los diálogos de las películas habían aprendido a hablar, ya que en esa época no todo el mundo tenía el acceso, ni el tiempo para ir a la escuela.

Para mí un título alternativo podría ser “Totó, Alfredo, Salvatore y el cine”

2.Sobre la historia

a)”Cinema Paradiso” es una película no solo para los amantes del cine, sino para los amantes de la vida en general, una obra que habla del amor y de la pasión por vivir, pero sobretodo, es una película que habla de la verdadera amistad.
“Cinema Paradiso” es mucho más que su excelente fotografía, su inmensa banda sonora o sus perfectas interpretaciones: es una lección de sabiduría y de sentimientos.
Un maravilloso viaje a la infancia, a los recuerdos más entrañables, a la verdadera amistad, al primer amor, a la vida…

Es una de estas películas que aunque la veas 20 veces nunca acaba de aburrirte, y aunque los años pasen por ella siempre será recordada y nunca se olvidará.

b)Cinema Paradiso es una historia de amor por el cine. La película narra la historia de un niño de un pequeño pueblecito italiano, Giancaldo, en el que el único pasatiempo es disfrutar de las películas del Cine Paradiso. Encantado por las maravillosas imágenes, Salvatore deseaba con todas sus fuerzas que el cine fuese en realidad magia. Un día, Alfredo, el operador de cine, accede a enseñar al pequeño los misterios que se ocultan en una película. Todos los niños de la pequeña villa van creciendo, sin perder nunca su amor por el cine, pero llega el momento en el que Salvatore debe dejar el pueblo y comenzar a buscar sus sueños. Y así ocurre durante treinta años hasta que un día un mensaje le comunica que debe volver a casa donde un secreto le espera.

Aquí os dejo un trailer de la película en español:

3.Sobre los personajes

Totó es el personaje principal de la película y se le conoce en diferentes fases de su vida. Totó vive solo con su madre y su hermana, ya que su padre murió en la guerra. Desde joven busca una figura paterna, y la encuentra en Alfredo, el proyeccionista del cine, que le enseña el oficio y lo adentra en el mundo del cine. Es un niño inteligente y con una gran imaginación. Tras salvar a Alfredo del incendio de la sala de cine se convierte en el proyeccionista. Totó tiene una aventura amorosa con Elena, que primero no se fija en él pero que acaba por enamorarse de él. Tras volver del servicio militar, es animado por Alfredo a abandonar el pueblo y continuar su vida, en la que triunfa en el mundo del cine. Tras la muerte de Alfredo vuelve al pueblo para asistir a su funeral y recuerda su vida, a Alfredo, su familia, el pueblo y a Elena.

Alfredo es el proyeccionista del cine, es el encargado de montar y proyectar las películas. Es un hombre casado y sin hijos, y muy querido en el pueblo. Ve en Totó al hijo que nunca tuvo, y tras la ayuda que este le da, le enseña como funciona el proyector. Tras el incendio en la sala del cine se queda ciego, y anima a Totó que abandone el pueblo para que pueda continuar su vida en el cine. Tras su muerte, le deja como recuerdo una cinta con las escenas de besos que había tenido que censurar de todas las películas proyectadas.

El cura es otro de los personajes importantes de la película. Al ser el sacerdote, es una persona importante en el pueblo, pero no siente una profunda vocación. Es el encargando de censurar las películas, y gracias al cine se ve su verdadera personalidad, disfruta de las cosas pequeñas y alegres, del amor y de la sensualidad. El cura quiere mucho a Totó y sabe que tiene un potencial increíble.

La madre, María siempre quiso lo mejor para su hijo, y por eso quería que siguiese los pasos del cura y no del cine. Pero tras hacerse cargo del cine, acepta el trabajo de Totó. Es una persona sentimental y guarda las cosas de Totó tal y como las dejó, como se ve cuando este vuelve al funeral de Alfredo.

La hermana de Totó es un personaje que está presente pero que no tiene mucha relación con su hermano, al que ve como alguien lejano.

Elena es el amor de Totó. Es la hija del banquero del pueblo. Es una chica muy guapa que al principio se hace de rogar pero que al final decide irse con Totó. Aunque su relación no fructifica, ya que Elena tiene que irse a estudiar a otro lugar, junto a su familia. Es su primer amor y la recuerda durante el resto de su vida.

El dueño del cine es un hombre normal del pueblo al que un día le toca la lotería. Tras quemarse el cine decide poner el dinero para reconstruirlo. Siente por Totó un gran respeto y es consciente de que le necesita, por eso le protege y le cuida para que sea su proyeccionista.

El acomodador del cine es un personaje un poco cómico que se encarga de cobrar en el cine. Es muy fiel a Alfredo y más tarde a Totó. No es muy inteligente pero rebosa bondad. Tras el incendio se lamenta por no haber podido salvar a Alfredo. Tras la vuelta de Totó al pueblo, mira a éste orgulloso de ver en lo que se ha convertido.

El burgués de la parte alta del cine representa otra parte de la sociedad, representa a la clase acomodada y culta que mira con desprecio al pueblo vulgar y trabajador, éste se sienta en el patio de butacas. Escupe a la gente de abajo hasta que un día le responden y le lanzan una bolsa de basura.

El loco del pueblo es un hilo conductor, ya que desde la primera hasta la última escena repite la misma frase: “Ésta plaza es mía”, a pesar del gran cambio que ha experimentado la plaza, ya que ha pasado de estar vacía, a estar llena de anuncios, coches, ruido, el cine convertido en un parking…

4.Sobre las imágenes

La fotografía de esta película estaba bajo la dirección de Blasco Giorato. Giorato no se ha prodigado mucho en la dirección de fotografía por razones que desconocemos pero no ha sido por que su trabajo sea malo, al revés, es bueno cómo se ve en esta película.

Pienso que cada imagen nos transmite algún sentimiento con todo tipo de detalles, y como en muchas otras películas cada fotograma era una obra de arte.

En mi opinión la mejor imagen de la película es cuando Totó va metido en la cesta de la bicicleta de Alfredo.

Aquí podemos ver la estrecha y mágica relación que mantenían Alfredo y Totó, ya que Alfredo es como un padre para Totó, y para Alfredo Totó es un hijo, ya que ninguno de los dos tenían ni uno padre ni el otro hijo. Ambos se aportaban cosas, como se puede ver en una escena de la película, Totó ayuda a Fredo con las matemáticas y lengua de la escuela, ya que éste nunca había acudido al colegio, mientras que lo que Alfredo le enseñaba a Totó era la sabiduría de la vida, que sólo se puede aprender con el paso de los años.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: